La Iglesia En Tiempo De Pandemia.

La Iglesia En Tiempo De Pandemia.

Por Rigoberto Gálvez

07/27/20 Modesto, California.

El 15 de Marzo del corriente año, el gobierno de los EE. UU. anuncio un estado de emergencia en el país norteamericano, debido a la pandemia que arrodillo al mundo entero.

Esta decisión puso en juego que una gran mayoría de lugares públicos o de concentración masiva fueran cerrados.

Esto incluyo centros religiosos, escuelas, centros comerciales, restaurantes y muchas instituciones de gobierno.

Dicho anuncio sorprendió a muchos líderes espirituales que se vieron afectados y obligados a cerrar sus puertas.

Dada la seriedad de la enfermedad y su rapidez en expandirse, algo que pensaban sería algo temporal, pareciera que llego aquí para quedarse.

El uso de equipo de protección personal aparentemente no ha sido suficiente, para detener el virus, cual al parecer continua en su proliferación exponencial, pese a los esfuerzos comunitarios tanto de gobierno como del sector sanitario.

Muchas organizaciones sociales han alcanzado un nivel tecnológico que les permite conectarse con sus usuarios, más esto implica un costo monetario de su parte. Además de una curva de conocimiento conciso de la tecnología actual.

En el caso de las Iglesias, muchos líderes espirituales fueron lanzados a la “fosa de los leones”, sin previo aviso, sin preparación, sin recursos económicos, ya que los estragos financieros alcanzan proporciones apocalípticas.

La misión, la visión, y la gran comisión llegaron a un paro total para millares de ministerios.

Al punto que muchos pastores se han visto en la necesidad, no solamente de improvisar, más de hacer uso de su creatividad, formando o imitando modelos de transmisión.

Las estrategias de comunicación son variadas y en su mayoría siguen formatos que estén al alcance de su presupuesto y de su conocimiento del internet.

Líderes religiosos que aseguraban mostrar cero intereses en los avances tecnológicos, se han visto obligados a ceder, con el fin de mantenerse a flote, sin “tirar la toalla”.

Por otro lado, existen muchos ministerios que han podido absorber el impacto, ya que tenían programas de transmisión en existencia.

Lugares como las Mega-Iglesias, como los centros educativos que ofrecían servicios ‘on-line’, han sido, son y probablemente seguirán siendo los menos afectados.

El estado de la iglesia en línea, actual, es exhaustiva, y ha sido una plataforma que muchos oportunistas y falsos maestros han aprovechado. Ya que han logrado “camuflagear” su mensaje en medio de la confusión y el pánico que existe en la comunidad global.

El simple hecho que no existen prerrequisitos académicos o una dirección física o de un local convencional ha dado lugar para una explosión de ministerios por internet.

Después de todo no existe nada ni nadie que pueda regular este medio de comunicación.

Con un modo operativo de que “Dios usara hasta las piedras”, cualquier charlatán puede lucir como una Estrella.

En un artículo publicado en 15 de Diciembre del 2018, Laura Turner escritora del New York Times, declare que la “Iglesia en Internet, no es realmente una iglesia”.

El fenómeno actual, debido y en vista de la pandemia actual demuestra todo lo contrario.

Me atrevo a decir, que esto cambio la dinámica de la iglesia para siempre, y que la iglesia jamás será igual.

En los artículos a seguir, estaré publicando los siguientes puntos o temas, que por cuestión de tiempo y lapso de atención, no poder incluir de una sola vez:

  1. La calidad de las transmisiones
  2. El costo de las transmisiones
  3. La logística
  4. El contenido
  5. La estética
  6. La teología detrás de la iglesia virtual.

En caso de que estos puntos sean de su interés o necesidad, suplico me haga el favor de subscribirse, compartir o comentar en la plataforma indicada.

Comentarios, sugerencias o preguntas pueden ser dirigidas a mi correo personal:  g a l v e z @comcast.net o buscarme en redes bajo #pastorrgalvez (note doble r).

A continuación, queda una breve descripción de los temas a seguir:

  1. La calidad de las transmisiones – La calidad puede variar desde una producción profesional con tomas múltiples y sonido profesional, hasta una transmisión desde un “garaje” en casa, o una choza con techo de lámina.
  2. El costo de las transmisiones – El cielo es el límite. Se puede transmitir a un costo básico que es el costo de la señal de internet, hasta llegar a cantidades exorbitantes. Existen transmisiones humildes con alto rendimiento.
  3. La logística – Incluye el costo de los instrumentos, su preparación y su conexión. Las diferentes redes, plataformas, medios y puntos de conectividad.
  4. El contenido – El contenido puede ser decidido y debería ser planeado con anticipación.  Aunque en la actualidad está de moda el planteamiento, “realístico”, o improvisado, es mejor elevar la calidad a un nivel superior cada día.  Después de todo, como heraldos estamos en la obligación de “dar lo mejor” para Dios.
  5. La estética – que tan importante son la presentación, el vestuario, el lenguaje y sobre todo el paquete que ofrece al público en general.
  6. La teología detrás de la iglesia virtual. – motivos y razones que justifican la verdad.

Algo importante a considerar él lo que dice la Biblia “la fe viene por el oír”. (Rom 10:17) Esto pone la teología detrás de la tecnología.

Dentro de los diferentes factores que debemos recordar o no debemos de olvidar es:

El estado presente de nuestra realidad.

La realidad es que hoy por hoy, la iglesia está dispersa. Nuestra fe corre el peligro de convertirse en algo del pasado, si es que no hacemos algo al respecto. O si lo permitimos.

En el libro de 1 Pedro 1:1 el escribió: “Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,”

Aunque como pastores y ministros del verdadero evangelio de Jesucristo, nuestra preocupación es continuar teniendo iglesia, para el rebano la preocupación es seguir a los guías.

Como podemos alcanzar a los “expatriados”, aquellos que no tienen un templo para venir a adorar. Aquellos quienes están literalmente desconectados.

Sea porque están encarcelados en sus propias casas o porque no tienen acceso al ningún templo.

A quien ha sido asignada la responsabilidad? O el llamado a proclamar?

Qué pasa si el pastor digital solo hace su aparición más deja desatendidas sus ovejas.

De qué sirve todo el espectáculo si no cumplimos con el requisito fundamental establecido por el mismo Cristo. En Juan 21:17

Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Muchos pastores en la actualidad están delegando el aspecto tecnológico, a sus hijos menores de edad, o peor, a técnicos mundanos.  Ellos no le darían las llaves de su carro a su hijo menor, o las llaves de su casa a un pagano. Pero si están dispuestos a entregar la llave a su iglesia.

La situación actual que obliga a la gente a estar “sin pastor”  deja un vacío spiritual.

La falta de identidad con Cristo y con el compañerismo de los creyentes. Hace que el rebano de Dios sufra, durante estos tiempos.

Preciso saber que la iglesia sigue siendo la iglesia sea estemos juntos o separados. Pues estamos juntos en el mismo Espíritu.

Ningún contagio de virus puede afectar a la iglesia, porque el poder que nos une es más poderoso. La capacidad de contagiarnos requiere contacto físico, La Iglesia sobrevivirá aun sin contacto físico.

De una cosa estoy Seguro, este no es tiempo para simulacros, y no existe tiempo que perder.

Los ministerios serios están tomando la Iglesia en Internet con la debida actitud. El COVID19 ha cambiado todo.

En una encuesta reciente de Lifeway se descubrió que un 60% de Iglesias han establecido presencia, virtual, lo que indica que un 40% sigue sin hacer nada.  Es probable que estas Iglesias se vean en la necesidad de cerrar sus puertas para siempre. Una realidad muy triste.

Aun suponiendo que todo “volverá a la normalidad” Podemos estar Seguros de que será una norma diferente.

Multimedia y Audio Visuales

Estudio Comunicación Grafica/Visual y Arte Técnica en el College of San Mateo y

Comunicación de Masas en el Chabot College, de Hayward, CA

Con experiencia audio visual incluyendo fotoperiodismo profesional por más de dos decadas.

Y especialista en sistemas de sonido profesional por más de 35 anos

Hoy pastor evangélico y asistente de producción de comunicación masiva en varios ministerios en el norte de California.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *